POESÍA INCOMBUSTIBLE

POETAS PERENNES, POESÍA INMORTAL

Sígueme en Twitter

PARA ENTRAR EN MATERIA

Poseemos
una pulgada de tierra y ya nos creemos
casi igual a los dioses.
Todo se debe al esfuerzo de nuestra propia mano
nos decimos
y henchidos
a la mesa nos sentamos para que el mundo nos lo diga.

Nos olvidamos
que en medio del hartazgo hace su entrada muerte
que la mísera tierra se nutrirá de nosotros
y lo que luego nos sobre
si es que algo sobra una vez cubiertos
nuestros huesos
volverá a florecer para otro hombre
que sentado a su mesa
dirá -alguna vez-
que todo se debe al esfuerzo de su mano.

Por Mario Contreras Vega, chileno.
Category: 0 comentarios

CÁNTARO

Y ahora empiezo a moverme
en el fondo de tu cántaro.
Envuelto entre raíces y crepúsculos,
entre el agua viva
que va mojando mi corteza verde,
entre árboles
que me enseñaron a amar la noche y la distancia.

Y yo, obrero de tu sangre,
de tu tierra húmeda y sonora,
más sonora que la honda raíz de tus vasijas,
estoy abriendo surcos
con el ala desnuda de un gorrión muerto
para sembrar semillas de olivos y palomas.
Jaime Quezada
Category: 0 comentarios

Aún quedan dos gotas

Aún quedan
dos gotas de parafina
en el estrecho espacio de una lámpara.
Y la débil llama
quema el lejano tallo de la noche.


Hay un poco de polvo
en todas las cosas
que el hombre quiere hacer eternas:
en el relincho infinito de un caballo,
en la tristeza de un gato muriendo entre las tejas,
en el olvidado instrumento que nunca nadie tocará.

Ese polvo vegetal
que mi madre traía en sus zapatos viejos
después de espantar
los gansos ajenos en el camino.

Por Jaime Quezada
Category: 0 comentarios